Por mucho que nos cueste admitirlo, un disco de vinilo no es más que un trozo de plástico. Da lo mismo lo preciado que sea, o la buena música que tenga, si le das calor y le aplicas presión se deforma. 

Seguro que os habrá pasado con algún que otro disco, que después de un tiempo sin ponerlo, su superficie se ondula como una marea negra cuando lo reproduces en tu tocadiscos, la aguja es incapaz de leer sus surcos y no para de saltar. Efectivamente, tienes un disco doblado, pero no desesperes, no es el fin del mundo, muchos aseguran que se puede arreglar.  Aquí haremos una recopilación de diferentes formas con el que se puede solucionar este problema, ordenadas de menor a mayor gasto económico.

Mejor prevenir que curar

5588a5144094cd5031208de4e0fbfefb
Discos bien conservados como en la foto no necesitan reparaciones

Evita las principales causas por la que los discos se pueden doblar.

  • No los pongas cerca de una fuente de calor como pueda ser: una estufa o una torre de ordenador.
  • Aléjalos de la luz solar, no olvides que las fuentes de calor más comunes de una casa son las ventanas.
  • Intenta apilarlos de forma vertical, nunca en horizontal uno encima de otro, la presión que ejerce este peso puede doblarlos poco a poco.

Os damos más consejos de como conservar correctamente vuestros discos de vinilo en este artículo.

Utilizar peso

Esta forma conlleva poco riesgo para tus discos. Consiste en colocar peso de forma homogénea sobre el disco de manera continuada durante meses. La manera más fácil de hacer esto es utilizar los muebles de tu casa que tengan una base plana para ejercer este peso, también sirve una pila enorme de libros, encima de un disco encima de dos laminas de vidrio. Recomendamos que protejáis el disco con una capa de tela no sintética.

1911667_10203811175252836_3638800655297209460_n
Este mueble de base plana es perfecto para esta misión

Peso + Calor

lib45warp
Con discos como este hay que utilizar medidas extremas

Si no tenéis tiempo ni paciencia, o vuestro disco parece demasiado doblado, os recomendamos que paséis a medidas más desesperadas. La medida más extendida y utilizada por la mayoría de la gente, necesita de tres elementos fundamentales: Dos láminas de vidrio y un horno.

Los pasos son:

  • Coloca el disco de vinilo dentro de los dos vidrios (muchos ponen una tela, no sintética entre el vidrio y el disco).
  • Calientas el horno primero entre 175 y 200 grados centígrados durante 30 minutos.
  • El sándwich vinílico lo colocáis dentro del horno a la mínima temperatura, 50º a 40º durante 20 minutos, pero con el horno caliente.
  • Rápidamente lo sacáis y le ponéis sobre una superficie plana con un peso encima, por ejemplo unos libros.
  • Tened el disco durante un día dentro de los vidrios y después al sacarlo debería estar más recto.

Otros no se complican tanto la vida.

  • Ponen el disco al sol durante 20 minutos.
  • Lo colocan dentro de un  sándwich vinílico de láminas de vidrio y le ponen un gran peso encima.
  • Cuando se enfrían aseguran que se quedan rectos.

Tenéis que aplicarles un simple golpe de calor, lo suficiente para que el vidrio se caliente sin derretir el disco. Es un proceso delicado porque corréis el riesgo de que el disco se derrita y que la información de los surcos se pierda

Riesgos

1911667_10203811175252836_3638800655297209460_n
Con discos como estos se pueden tomar riegos.

Muchos opinan que en ningún caso se puede dar calor a un disco. Porque aunque aparentemente le
eliminéis los problemas de doblado, el disco no terminará siendo el mismo. El calor deforma los surcos
restando fidelidad al sonido del disco. Por tanto mucho cuidado.

No recomendamos:

Planchar los discos con planchas de la ropa ni ablandarlos con agua caliente. Todo remedio casero que cuente con agua caliente no servirá, el agua se adhiere al disco y deforma los surcos desde dentro.

Maquinas alisadoras

En el mercado existen diferentes opciones para satisfacer esta necesidad del coleccionista de discos. El problema es que cuanto más dinero, mejores prestaciones ofrecen para el cuidado de nuestros discos.

Vinyl flat

1911667_10203811175252836_3638800655297209460_n

Posiblemente la maquina más común y comercializada. Su ventaja es que no es difícil de utilizar y no cuesta mucho dinero, por lo que muchos coleccionistas se decantan por ella para reparar sus discos doblados.

Su funcionamiento es sencillo:

    • Colocas el disco doblado entre dos planchas a modo sandwich y los aprietas con una pinza.
    • lo colocas dentro de un bolsa térmica y programas con el tiempo y la temperatura estipulada por el fabricante.
    • Después pasado este tiempo, sacas el disco y vuelve a estar como nuevo.

PROBLEMAS: Tampoco propone nada nuevo y el resultado no se diferencia mucho al que puedes lograr tú mismo utilizando métodos caseros. Además el cuidado de tus discos no esta del todo asegurado, el fabricante te proporciona unas instrucciones con una tabla de temperaturas y tiempos para cada tipo de disco dependiendo del peso, año y sello. No es difícil equivocarte y hacer una pizza vinila si se va la mano.

Pesos y anillas

1911667_10203811175252836_3638800655297209460_n

Actualmente esta opción se ha puesto muy de moda, y no es de extrañar, porque no implica ningún riesgo para los discos y su utilización no puede ser más sencilla.

Consta de un peso, o anilla estabilizadora,  que se pone sobre la galleta del disco y una anilla desmontable que presiona el borde del disco contra el plato alisando su superficie. Además los fabricantes aseguran que no sirve sólo para discos muy doblados, sino que mejora la fidelidad de todo tipo de discos.

PROBLEMA: Como no, el precio es abusivo. La empresa canadiense TTW Audio tiene la patente del invento y no los venden baratos, los precios suelen oscilar entre los 600 dolares, el más barato a los 2000 dolares el más caro. Además no sirven para todos los modelos de tocadiscos. Actualmente trabajan en un modelo compatible con los tocadiscos Technics SL1210 y SL1200 MK2 M5G, MK3, MK3D, MK5 y M5G. Haciendo una donación al proyecto en la plataforma Kickstarter podrás comprarlo a precio de fábrica.  

Plancha Furutech

1911667_10203811175252836_3638800655297209460_n

Creada para uso industrial por una empresa que se dedicaba a la fábrica de cables, es una de las herramientas más cotizadas para esta función. Desde la empresa creadora acreditan los mismos registros de audio antes y después de la reparación, cosa que no hacen los de Vinyl Flac.  Es una solución cara también: 1700 euros.

Su funcionamiento es tan simple que no merece explicación: Se introduce en la máquina, se programa y sale totalmente liso.

PROBLEMAS: Además del precio, su fiabilidad. Es un aparato tan extravagante y raro que comprarse uno parece una  apuesta arriesgada. ¿Qué pasará si dejan de fabricarlos o tienes algún problema o avería?

Consejo viniloadicto

Cualquiera sea el método por el que os decidáis escoger tendréis que tener en cuenta que solo con la práctica se alcanza la perfección, y seguramente tendréis un par de intentos fallidos antes de tener vuestros discos como os gustan, así que utilizar discos que no os gusten o baratos para esas pruebas. Cada uno tiene sus tiempos y temperaturas para sus remedios caseros.

También tener presente que los problemas de rallado y fritura no son solucionables por estos métodos hablamos de como solucionarlos en nuestro artículo: Como limpiar tus discos de vinilo.

serrated-edge-liberty-1967-8