Requiem por el abuelo del Heavy Metal

0
3482

Hace tres años en la pequeña ermita de la localidad inglesa de Weobley se celebró un funeral que conmocionó a algunos de los hombres más duros de Inglaterra.

En él no se entonó el Requiem  de Mozart, ni ningún otro cántico religioso, pero los presentes tuvieron presentes clásicos del heavy metal.

No había fallecido ninguna estrella del rock, ni nadie relacionado con el mundo musical directamente, sino el que fue el más longevo fan del Heavy Metal de toda Inglaterra, Owen Brown. Por él velaron, ese día, todos los fanáticos del rock de las islas británicas. No era para menos, desde hacía unos años se había convertido en un icono del metal y para muchos ostentaba el título del “Abuelo del Heavy Metal”·

Owen había sido un trabajador agrícola toda su vida y le llegó la fama cuando la cadena de BBC británica decidió hacerle un pequeño reportaje para las noticias. En el que se narraba el extraño caso de este, en apariencia, gentil ancianito que escondía un gusto por los grupos más cañeros del panorama musical. Conservó hasta el día de su muerte una colección nada despreciable de clásicos del metal reconociéndose incondicional de Megadeth y Iron Maiden. Los discos los escuchaba en una casa que él mismo había construido en su jardín, ya que el resto de su familia no compartía sus gustos musicales.

El mundo al revés. Sus hijos, fueron los más sorprendidos de la extraña rama megalomanía experimentaba el bueno de Owen, y a menudo se quejaban del volumen con el que su progenitor reproducía los discos. Cuando le preguntaban por qué le gustaba el heavy metal, el respondía con honestidad que lo veía como la evolución lógica del rock que escuchaba desde hacía años. Las mejores guitarras y los mejores baterías ¿Para qué quieres más?

Arriba podéis ver el vídeo que le catapulto a la fama del rock y aquí abajo os dejamos el vídeo de la canción que sirvió para su marcha fúnebre. Y no es broma -está documentado-, fue  “Skin O’ My Teeth” de Megadeth.