Penny Lane y Strawberry Fields Forever son las canciones que marcaron el principio de la era psicodélica de los Beatles.

Y aunque ambas son obras culmen de su legado, Penny Lane fue la única que llegó a ser número uno en Estados Unidos e Inglaterra.

Curiosamente, esta composición de Paul McCarney no fue concebida como canción principal de un EP, sino como cara B del single de Strawberry Fields Forever, aunque finalmente el mánager de la banda, Brian Epstein, decidió que las dos canciones constituirían un disco sencillo con doble cara A. Lo que terminó siendo un terrible error comercial, y causó que sólo una de sus canciones, Penny Lane, alcanzase el éxito absoluto. Debido a que al ser mas corta y pegadiza, fuese más radiada por los pinchadiscos de la época.

Beatles-Strawberry-Fields
Los Beatles durante la grabación del vídeo promocional del disco sencillo.

Como era habitual, la mezcla original de las canciones estaba hecha en mono (sonido monoaural), que más tarde se pasaba a estéreo doblando el canal, procedimiento que se denomina «Falso Estéreo«, que no se sigue haciendo por restar calidad al sonido. Así se grabó la versión que terminó en la banda sonora de Magical Mistery Tour, primer LP que contuvo los temas.

Lo que sí se sigue llevando a cabo es hacer mezclas diferentes de la canción, una para su primera promoción en las radios y otra, la definitiva, que es la que finalmente termina en el disco comercial. Además, en aquella época era corriente que el single de promoción estadounidense fuese distinto al de Gran Bretaña. Por este motivo existe una primera edición de un single estadounidense y canadiense de Strawberry Fields Forever y Penny Lane, que es especialmente valorado por los coleccionistas por poseer tres notas de trompeta que no contiene ningún otro single comercial. Esta diferencia puede parecer insignificante, pero cuando se conoce la historia que hay detrás de estas notas su valor se puede llegar a entender.

Ambas canciones fueron grabadas en 1966, época en la que los cuatro de Liverpool estaban experimentando más que nunca con su sonido. Después del éxito discográfico de sus anteriores trabajos y del estrés que les generó su última gira, los Beatles decidieron no volver a hacer conciertos y centrarse únicamente en crear nuevas canciones. Su mítico estudio, Abbey Roadestaba siempre abierto a su disposición, y a menudo ensayaban nuevas canciones hasta altas horas de la madrugada.

La trompeta fue interpretada por David Manson, miembro de la prestigiosa Royal Philharmonic Orchestra

Al terminar la grabación de Strawberry Fields Forever, el listón había quedado muy alto. La canción que competiese con ella como cara A del disco debía de ser perfecta, teniendo en cuenta que para los Beatles había sido lo mejor que habían hecho hasta la fecha.  La responsabilidad pesaba sobre los hombros de un joven Paul McCartney, siempre competitivo, que aspiraba a llegar a la altura de John Lennon, que había sido el autor de la canción. Recordamos que aunque ambos firmaban los royalties como pareja, realmente a estas alturas cada uno escribía sus canciones por separado.

Si Strawberry Fields Forever estaba basada en los recuerdos de John Lennon de su infancia. Por su parte, McCartney también vio oportuno hacerle un homenaje a su Liverpool natal, componiendo una canción sobre una de sus calles, Penny Lane. Su letra narra las vivencias de sus transeúntes, y describe las tiendas y sus pequeños locales, con un tono surrealista y nostálgico.

Mientras que la canción de Lennon contó con una producción un tanto improvisada (se grabo con extraños instrumentos, como el Mellotron M400, con los que los Beatles improvisaron en el estudio de grabación), para Penny Lane , McCarney tuvo las ideas más claras.

kenwoodandthemellotron
John Lennon junto al Mellotron M400, primer instrumento reproductor de loops musicales.

Cuenta el ingeniero de sonido de la banda, Geoff Emerick, en su biografía «El sonido de los Beatles» (que recomendamos encarecidamente), que McCartney grabó gran parte del tema en unos días, pero que no estaba contento con el resultado. Buscaba la perfección, y no le convencía la instrumentación que había escogido el productor, George Martin. Una noche, al llegar a su casa, vio en la televisión una interpretación del Concierto de Brandenburgo nº 2 de  Bach. Volvió ilusionado al día siguiente diciendo que sabía cual era el instrumento que le daría a Penny Lane el sonido que buscaba. Una trompetilla barroca, también conocida como trompeta piccolo.

En efecto, trajeron al mejor músico de dicho instrumento al estudio a grabar. David Mason, primer trompeta de la prestigiosa Royal Philharmonic Orchestra, amigo de George Martin.  Paul McCartney tatareó los arreglos que tenía en su mente y Martin los transcribió a mano. Mason presenció estoico todo este proceso al que no estaba acostumbrado. Cuando la partitura estuvo lista el trompetista clavó su interpretación, llegando a una nota muy alta, casi imposible de alcanzar.

La parte de Manson fue incluida por completo en la primera mezcla original, que es la que contienen los primeros singles americanos y canadienses.

Geoff Emerick comenta que todos en el estudio sabían que era una interpretación perfecta, excepto McCartney, que le pidió que la volviese a tocar. El trompetista y George Martin montaron en cólera y el Beatle fue reprendido por su productor, con el que comenzó una discusión.

Finalmente, Mason abandonó el estudio y su parte fue incluida por completo en la  primera mezcla original, que es la que contienen los primeros singles americanos y canadienses. Pero más tarde, fue eliminada la floritura final de trompeta que contiene esa nota casi imposible de alcanzar con el instrumento. Además, la ecualización de este single es ligeramente diferente a la de la canción comercializada. Actualmente, esta versión está perdida, y no aparece en ningún recopilatorio remasterizado en CD. En LP, sólo salió en una recopilación de Capitol titulada The Beatles Rarities, pero es un falso estéreo.

Realmente, nadie aprecia la diferencia de la versión comercializada con la de la que contiene esta rereza sino conoce antes la historia. Esta versión se empezó a emitir en las radios el 13 de febrero de 1967. Actualmente, su valor puede llegar a alcanzar los 700 dólares. Os dejamos un vídeo de Mason hablando un poco sobre Penny Lane e interpretando su parte de la canción.

Mason y su pequeña trompeta barroca.