Uno de los enemigos del coleccionista de vinilos es el espacio. El lugar donde almacenes tu colección es muy importante para su conservación. Los discos mal colocados con el tiempo pueden doblarse. Además, si están en un sitio donde les incide la luz solar pueden calentarse y dilatarse, estropeando el sonido de sus surcos. En este artículo, os daremos unas claves sencillas para ordenarlos correctamente, y algunas ideas de muebles que podéis reciclar para este cometido.

Un lugar idóneo

il_fullxfull.344491966
Ya puestos, pon los discos en el horno y conviértelos en ceniceros.

Preferiblemente, un sitio con poca luz solar, y donde los discos puedan apilarse horizontalmente. Colocar los discos unos encima de otros puede hacer que se deformen por el peso. Además, es incómodo a la hora de extraer uno. Aún colocados en fila, no es conveniente que los discos se presionen unos con otros, ya que también puede hacer que se doblen. Lo ideal es que haya espacio suficiente entre ellos para que estén sueltos

 

9ab4d00e
El festín de un gato.

Otro consejo, en el caso de que tengáis mascota en casa, es mantenerlos en un lugar alejado de su alcance. Más de un gato ha estropeado los cantos de discos con sus garras, o algún que otro perro ha despintado portadas con sus babas. Pueden ser el mejor amigo del hombre, pero también el peor enemigo de tus vinilos.

 


Problemas de espacio

Cuando empiezas una colección, es fácil ordenar tus discos. Siempre hay algún hueco en tu casa donde puedes conservarlos de forma segura. Pero llegará el momento en que tengas que buscar espacio entre los rincones para poder almacenarlos en condiciones. Es una pena que muchos coleccionistas lleguen al punto de guardar sus discos en sitios nada recomendables, como trasteros o debajo de muebles.

Ah6FQ
Feo pero efectivo.

Nosotros somos de la opinión de que si de verdad haces una inversión para tener una buena colección de discos, es conveniente que inviertas en muebles para que tus vinilos estén seguros.

Una solución barata, es reciclar objetos para convertirlos en perfectos clasificadores para tus discos. Unos de los más comunes son las cajas de frutas. Disponen de unas dimensiones perfectas como para poder almacenar tus                                                          discos, y además facilitan su clasificación.

il_fullxfull.64530506
Elegante y vintage.

Otros muebles interesantes son algunos clasificadores antiguos de suelo, que dan la opción de ordenarlos más fácilmente, y evita que se estropeen del roce de unos con otros. En este sentido también hemos visto a gente utilizando secadores de platos para ordenar sus discos de vinilo. Una versión cutre de lo antes propuesto. Otros muebles que pueden utilizarse como almacén de discos son los zapateros, que dan la opción de conservarlos bien protegidos de la luz y de los animales. Un problema de estos muebles, es que a veces disponen de ruedas, o que sus puertas son poco estables y se abren con facilidad. Se puede dar el caso de que le des un golpe sin querer y dispare tus discos cual catapulta. Hablamos desde la experiencia.

Sin título-hhg3
(1)catapulta infernal para vuestros vinilos. (2) Medidas desesperadas. (3) Una solución ingeniosa.

La opción cara

Si no os queréis complicar la vida ni buscar algo selecto, en IKEA venden unos muebles especiales para coleccionistas de vinilos. No tienen un diseño muy peculiar. Son cajas de madera una encima de otras, pero lo simple muchas veces es lo idóneo. Además podéis agrandar el mueble poco a poco, si vuestra colección va aumentando.

expedit-ready-reckoner

Por último, os dejamos algunos muebles de diseño que hemos visto por Internet. Os pueden dar ideas para crearlos vosotros mismos o para buscarlos en almacenes. Eso sí, tendréis que rascaros el bolsillo. Sobra comentar que nos encanta diseños independientes como el la imagen de portada de nuestro articulo, una autentica belleza, leer más sobre él en este enlace.

Sin títuADA
(1) Pequeño, seguro y elegante. (2) Ejemplo IKEA. (3) Algo un poco más personal.