De todos es sabido que a la hora de crear una obra, cobran igual importancia tanto las materias primas utilizadas en su fabricación, como las herramientas utilizadas en el proceso. Lo mismo ocurre a la hora de disfrutar de la música de un buen vinilo. Un buen tocadiscos, además de hacernos disfrutar con nuestros discos favoritos, hará que no se estropén a la hora de reproducirlos.

Sin embargo, como en muchos otros contextos, la calidad tiene un precio. Aunque para muchos no sería motivo de duda, hay que ser realistas. Hoy en día, con la que está cayendo, pocos pueden invertir tanto dinero en un tocadiscos.

Para esos pocos afortunados que pueden gastarse el dinero en barcas, y para todos los demás que hemos de conformarnos con observar y resignarnos, hemos recopilado una lista de los vinilos más caros del mundo.

Continuum Caliburn: (90.000-120.000 dólares)

Continuum Caliburn

Una de sus características principales es que su plato de magnesio está flotando en el aire. Así se minimizan posibles vibraciones en la reproducción, capaces de enturbiar la calidad del sonido. El diseño del aparato es un tanto modesto. Nada que ver con la tecnología que rige su funcionamiento, pues es de las más avanzadas del mercado. Cabe mencionar que es completamente configurable.

Clearaudio Statament: (125000 dólares)

Clearaudio Statament

Sin duda el punto fuerte de este reproductor de vinilos es su motor eléctrico. Es el mismo motor que propulsa por el planeta rojo la sonda Mars Rover. Tecnología espacial para tus vinilos.

Cuenta con un lector Statement TT1 tangential tonearm. La aguja no se encuentra en un brazo articulado sino sobre una barra fija por la  que se desplaza transversalmente.

Transrotor Artus: (150000 dólares)

Transrotor Artus

Todos los productos Transrotor tienen en común lo referente a su estética. Todos guardan una cierta estética retro. Comparando este hecho con que la marca comercializa aparatos un tanto futuristas, no podemos evitar ver que Transrotor se muestra con una cierta imagen Steampunk. Este hecho hace que los tocadiscos que comercializa esta marca se hayan convertido en piezas de culto para los coleccionistas más especiales.

Estos aparatos se fabrican íntegramente en Alemania, pieza por pieza, de la forma más artesanal. Cuenta con un sistema único de tracción magnética. También habilitan la posibilidad de conectar dos brazos de lectura para reproducir con mayor fidelidad.

Sin embargo, al precio de tocadiscos hay que añadirle el precio de los brazos, que se vende por separado. Su precio está sobre los 12.000 dólares cada uno.

Basis Audio “Work of Art”: (150.000 dólares)

Basis Audio “Work of Art”

Este tocadiscos presenta un diseño completamente futurista.

Cuenta con toda clase de avances tecnológicos, como no podíamos esperar menos de la empresa hacedora. Basis Audio es uno de los mayores fabricantes del mundo en cuestión de aparatos musicales. Destacar que incluye en su mecanismo un disipador de vibraciones, que se encarga de transformar la energía de las vibraciones en calor, y disiparlo con un ventilador.

Goldmund Reference II: (300.000 dólares)

Goldmund Reference II

Sin duda, el mejor tocadiscos que existe. El Roll Royce de esta lista.

Plato de cinco capas y 20 kilos de peso perfectamente estabilizado, motor más silencioso del mercado blindado con cobre, correa rectificada mediante nitrógeno líquido y brazo de 7 kilos diseñado exclusivamente para su estructura.

A todas estas características técnicas hay que sumar la exclusividad. Sólo hay construidas 25 unidades de este tocadiscos.