Imagina un disco de vinilo con un 30% más de capacidad, que se escuche con un 30% más de volumen y que tenga una resolución de audio con el doble de calidad que un disco normal. No está mal, ¿no? Pues no es ciencia ficción.

La empresa austriaca Rebeat Digital, junto al centro de investigación científica Joanneum Research, acaba de presentar la patente de un formato nuevo con el que planean revolucionar la industria musical. Lo han bautizado con el nombre de HD Vinyl y piensan tenerlo disponible dentro de tres años para su comercialización internacional. Ahora mismo están en proceso de mejorar la tecnología y buscando inversores para ello.

¿Cómo lograrán tal calidad de audio?

El proceso parece altamente complejo, pero en síntesis se basa en generar del audio una cartografía en 3D mediante un software para después realizar una inscripción mediante un láser en la matriz del disco. El mismo que será utilizado para hacer las copias.

hdvinyl1

Todo son ventajas

Mejorará el sonido, optimizará el espacio utilizado de un disco, tendrá un rango dinámico mayor, y además, acelerará el proceso de realización de un disco. Recordar que actualmente en la industria se producen situaciones de cuello de botella, porque algunos procesos de la fabricación de los discos requieren un tiempo elevado que en ocasiones retrasan toda la cadena de producción. A día de hoy también se está trabajando en acelerar y modernizar el proceso de prensaje con nueva maquinaría. Es doblemente positivo que también se modernice el proceso de materialización, ya que en él esta la clave de que el vinilo no alcance algunos estándares de sonido que tienen otros formatos digitales, con mayor fidelidad en determinadas frecuencias.

Estos nuevos discos se podrán reproducir en cualquier tocadiscos

Recordemos que el proceso por el que se hace la inscripción en el máster ahora mismo, es totalmente manual, una aguja realiza el proceso a tiempo real de la reproducción musical. De hecho, la única manera de mejorar la calidad de este proceso, es realizar el corte a mitad de velocidad que la de reproducción para que la aguja haga mejor trabajo.

Para reproducir estos discos no se necesitará un tocadiscos especial, serán completamente compatibles con todos los equipos musicales actuales. Otra de las ventajas es el abaratamiento del proceso, pues la empresa austriaca estima que se reducirá el tiempo de producción a la mitad. Además el cambio de tecnología supondrá una reducción de costes por mantenimiento, ya que la actual maquinaría utilizada es altamente delicada.

Fuente: digitalmusicnews