El coleccionista cinematográfico anda perdido después de la caída del DVD, buscando algún fetiche que atesore su fanatismo por una película. Al contrario que pasa con la música, para el cine no existe un formato vintage de calidad que sirva actualmente para satisfacer esta necesidad. Entre los objetos valorados por este tipo de coleccionistas están los elementos de atrezzo de las películas, o su merchandising (posters, camisetas, muñecos, etc…) pero nadie paga grandes cantidades de dinero por una copia de la cinta en VHS, ya que parece una opción poco viable. Existe la posibilidad de coleccionar cintas de 35mm o super16 de películas antiguas ¿Pero quien tiene un proyector para ellas?
En este punto es donde entran los vinilos de bandas sonoras. Poseer una edición bonita de un disco, con la música de una película que amas puede ser algo muy deseado. Además, el hecho de que sea en vinilo, que es un formato de calidad y belleza, le aumenta su valor.
Desde viniloadictos hemos visto de especial interés este fenómeno del coleccionismo y hemos decidido hacer una serie de especiales relatando algunas curiosidades que hemos encontrado acerca de algunas bandas sonoras.  Para esta primera parte hablaremos de tres casos singulares acerca de ediciones muy buscadas en vinilo de músicas de películas.

El extraño caso de Harold and Maude

05fa73cd2f5f448d2e8b69033fd21f4416 (1)
Los dos protagonistas de Harold and Maude parecen sorprendidos por el valor de la banda sonora de su película.
Hemos hablado repetidas veces de discos que se revalorizaron mucho después del año de su edición, no por ser muy vendidos, sino todo lo contrario, por pasar desapercibidos y más tarde, con la dimensión que da el tiempo, ser valorados en su justa medida.  Pero en el caso de esta banda sonora, el fenómeno que ha generado dentro del coleccionismo es tan inusual como sorprendente.
Eran los años setenta y el éxito de la banda sonora del graduado interpretada por Simon and Ganfunkel, puso de moda utilizar cantautores folk para la música de las películas. En la mayoría de los casos, no se hizo con demasiado criterio. Pero para la película Harold and Maude, fue un acierto emplear al joven cantautor, Cat Stevens, para este trabajo. El músico vivía en esos momentos uno de sus periodos de mayor inspiración y compuso parte de sus mejores canciones para la película, además de hacer una recopilación de parte de su mejor material ya editado.
haroldmaudepromoboxset1
Cuando Harold and Maude se estreno por primera vez, ni sus actores ni su director eran famosos y Cat Stevens era todo un desconocido en Estados Unidos. La película paso sin pena ni gloria y la banda sonora no se editó ni en Inglaterra ni en Estados Unidos. Hoy en día es una película de culto, para muchos su película favorita. Su banda sonora contenedora de algunas de las mejores canciones de Cat Stevens es considerada una joya del coleccionismo. Su primera edición, una promo japonesa, es casi imposible de conseguir. Y una edición coleccionista con doble portada y un EP exclusivo, que salió en el 2007, puede llegar a valer 700 dolares de segunda mano. Una locura, más teniendo en cuenta que forma parte de una caja coleccionable que contenía material de merchandising de la película, ocho LPs de diferentes colores, dos picture disc y ocho Eps con todas las canciones. Además existen veinte test de prensado. Los pocos afortunados que tienen esta caja  no se desprenden de ella, por lo que nos es difícil hablaros de precios.

El caso del beatle que hizo una banda sonora

05fa73cd2f5f448d2e8b690fd21f4416 (1)
Paul McCartney parecía en Babia ¿estaría componiendo?

A menudo pasa que álbumes que eran tremendamente caros hace 20 años han perdido su valor con la llegada de la era digital. Puede que sea el caso de la primera banda sonora compuesta por Paul McCartney en solitaro, The family Way, cuando todavía formaba parte de los Beatles.  No es de extrañar que fuese un articulo cotizado, ya que todo lo que es tocado con la estela de los Beatles puede llegar a tener precios de escándalo. Pero muchos dicen, que su alto precio fue creado por un gran complot de las tiendas de discos. Realmente esta banda sonora no se vendió muy bien en un principio, y su tirada fue bastante más alta de lo que merecía. Con el paso del tiempo se especuló mucho con ella y se dio la situación de que una  primera edición en España, por poner un ejemplo, podía ser vendida por veinte veces más de lo que podía encontrarse en otra tienda,  de Holanda o Inglaterra. Incluso habría tiendas que tuvieron que tirar ejemplares por no darles salida.

Paul-McCartney-The-Family-Way-508366El desapego o la falta de interés que provocaba quizás era motivada  porque era un disco instrumental,
donde siempre se dijo que el peso compositivo del beatle fue solapado por el oficio del productor George Martin, que muchos atribuyen como verdadero autor del disco. ¿Cómo podía McCartney componer y dirigir a los músicos si no sabía escribir música? La versión oficial es que él tatareaba y Martin lo escribía, sistema que en la práctica hiciese que el productor pusiese gran parte de su inventiva para hacer los arreglos. El disco salió a la venta por medio de la discográfica Decca y fue acreditado a George Martin and his Orquesta aunque McCartney llegó a recibir varios premios por su labor compositiva.

A alguno se le dio gato por liebre, e incluso llegó a pagar mucho dinero por reediciones, actualmente una primera edición puede valer bastante dinero, pero no es comparable a cualquier otra primera edición de los Beatles. Como recomendación la última edición del disco en el RSD, que con 180 gramos da bastante calidad de sonido e imita a la original en diseño.

Hans Zimmer hasta en la sopa

05fa73cd2f5f44saaaaaaa8d2e8b690fd21f4416 (1)

Sin duda Hans Zimmer es uno de los compositores más relevantes de bandas sonoras de la actualidad. Su trabajo se caracteriza por crear envolventes atmósferas dramáticas con el uso tanto de la electrónica como de arreglos orquestales. Si muchos le apodan el el omnipresente Zimmer, por la cantidad de producciones en las que esta relacionado, su apodo también valdría para definir su música. Nunca se termina de apagar ni termina por explotar, siempre es un elemento de acompañamiento que no despista al espectador pero que siempre le guía para encontrar las sensaciones idóneas.

Su obra es de un mismo modo alabada que criticada, le tachan de ser un compositor repetitivo y efectista. Lo que es indudable es la calidad técnica de su audio. Para cada banda sonora sorprende con innovadores procesos de grabación. Juega especialmente con las distintas frecuencias de audio para crear ambientes y reacciones diferentes en el espectador. También se caracteriza por utilizar arreglos orquestales grabados con grandes orquestas, unidos a sonidos de sintetizadores muy exclusivos y de muy alta gama. No es de extrañar, entonces, que muchos de sus admiradores opten por la calidad de audio que otorga el vinilo de 180 gramos para hacerse con los trabajos de Zimmer, pues creen que sólo así se puede apreciar su calidad de sonido. 

Además son muy destacables las ediciones especiales que han editado de sus últimos trabajos.  El lanzamiento de la banda sonora de Interstellar fue todo un evento para la discográfica Music and vinyl de Sony, prepararon una campaña de promoción que no tiene nada que envidiar a las que llevan a cabo para anunciar reediciones de grupos clásicos del rock o superventas internacionales. El disco contaba con un prensado de disco de calidad superior a la media, para que no perdiese ni un ápice los sonidos de la masterización original de la película; un libro con 4 páginas que relataba los procesos de grabación y una portada abierta envuelta ademas con una fina capa de PVC.

05fa73cd2f5f448d2e8b690fd21f4416 (1)

 

Parece ser que su trabajo con el director Christopher Nolan es el más cotizado por los coleccionistas y el que goza de mejores ediciones. Para la banda sonora de Inception lanzaron una edición con vinilo transparente superlimitada que ha alcanzado en el mercado de segunda mano precios de infarto. No es menos la banda sonora de The Dark Knight, cuya primera edición en doble vinilo negro es igual de escasa y valorada.